El impresionante estadio de la ciudad de Londres fue el escenario que cobijó el primer cruce de los cuartos de la Champions League protagonizado por el Tottenham y el Manchester City. Un espectáculo sorprendente que tuvo como atractivos primordiales las presencias de Sergio Agüero, Nicolás Otamendi y Mauricio Pochettino.

El duelo fue tan activo que a los 11 minutos se impuso el suspenso. Como el árbitro holandés Kuipers recurrió al VAR, los conducidos por Pep Guardiola se vieron favorecidos por un penal que cometió Danny Rose cuando Sterling procuró el arco desfavorable.

La mano del defensor británico le dio la posibilidad al Kun de abrir el marcador en territorio contrincante, mas su pésima y anunciada ejecución hizo lucir a Lloris para eludir la conquista ciudadana. Como en el Mundial, el arquero volvió a imponer su jerarquía frente al argentino.

Las combinaciones ofensivas de los dirigidos por Pochettino pudieron valer para abrir el marcador, mas la firmeza de Ederson Moraes evitó las conquistas locales. En contraparte, la visita asimismo demandó Lloris con disparos de media distancia que no consiguieron llegar a destino por el experimentado meta galo.

En el complemento los equipos cambiaron su esencia y la verticalidad que los caracteriza se convirtió en esquemas conservadores que priorizaron sostener el cero propio, en vez de dañar al contrincante.

Fue una personalidad de Son Heung-Min la que estableció el grito de tanto. La pasividad de la defensa del Manchester City y la floja reacción de Ederson Moraes contribuyeron en la conquista del coreano. Los pedidos de un supuesto fuera de juego y los reclamos por un saque de arco fueron rápidamente desechados por el VAR.

Pese a el beneficio del Tottenham, la serie todavía no está definida y los protagonistas volverán a verse las caras el miércoles 17 de abril en el Etihad Stadium. Allá, los conducidos por Guardiola van a deber revertir la historia si desean adjudicarse el ansiado póquer.


Doblete de Guedes para superar al Sevilla en la tabla (1-2)

Prosigue el Valencia tocado por una varita en 2019. Todo le sale bien a los blanquinegros desde Año Nuevo. En Europa, en LaLiga, en la Copa del Rey e inclusive en las pachangas de los adiestramientos. De buenas a primeras, te muerden en la yugular y te chupan toda la sangre. Además de esto, Marcelino ha recuperado a Guedes para la causa y eso son palabras mayores.

El Villarreal se aleja de segunda tras vencer al Leganés (2-1)

Semeja no poder haber un partido apacible en La Porcelana esta temporada. Con trabajo y más sufrimiento del previsto, el Villarreal pudo llevarse un igualado encuentro frente al Leganés que le deja distanciarse de la zona de descenso, al tiempo que con esta derrota los ‘pepineros’ prácticamente se despiden de Europa. Bacca y Ekambi habían adelantado al ‘sumbarino’, que cuando parecía tenerlo todo hecho vio como El Zhar recortó distancias y puso emoción en unos minutos finales cargados de tensión.