El Viejo Continente es tierra de sueños y en esas andan Villarreal y Valencia, a duermevela entre la Europa League y LaLiga, donde unos pelean por salvar la categoría y los otros por adjudicarse la cuarta plaza que da derecho a combatir por cotas mayores la época que viene. Se trasladaba el día de hoy la rivalidad autonómica a Europa y el encuentro no defraudó una pizca.

Faltó algo de futbol en La Porcelana, mas hubo emoción en cantidad y un final mareante en el que el Valencia terminó imponiendo la ley del más fuerte merced a los tantos de Wass y Guedes en el tiempo añadido.

El guion que Calleja y Marcelino habían previsto de partido quedó en agua de borrajas cuando antes que se hubiesen cumplido los 5 primeros minutos de juego Guedes adelantó a los che en el marcador tras un absurdo penalti cometido por Cáseres sobre el propio extremo que Parejo desaprovechó, mas no el luso tras el rechace de Andrés al lanzamiento desde los once metros.

Fue el toque de corneta terminante para la salida en tromba de un Valencia que se agradó en el arranque, mas al que le faltó especificar sus ocasiones. La más clara de todas y cada una , un remate de Gameiro desde el punto de penalti que se encontró en su trayectoria con las piernas de un zaguero amarillo.

Solo el paso de los minutos fue despertando de su sopor al Villarreal, demasiado habituado a tener que navegar a contracorriente esta temporada. Incluso de esta forma, el equipo cerámico hizo de tripas corazón y logró sobreponerse rozando el empate en un cabezazo de Iborra tras una bonita jugada de Quintillà por la izquierda. Minutos después era Cazorla quien volvía a la carga en un libre directo marca de la casa que se perdió rozando la escuadra derecha de la portería Valencianista.

Fue la antesala de la igualada del 'Submarino', obra del propio centrocampista asturiano en otro estricto penalti, esta vez por un encontronaza entre Garay y también Iborra que el árbitro no excusó. El tanto dio alas al Villarreal, que ya antes del reposo aún fue capaz de producir 2 buenas ocasiones en las botas de Gerard Moreno y Chukwueze abortadas por Neto con 2 manoplas excepcionales abajo.

Las fuerzas se nivelaron tras el reposo, sobre todo tras la entrada de Coquelin en el Valencia. Marcelino vio que el partido se le escapaba y decidió dotar de más empaque a su equipo reemplazando al francés por Ferran Torres. Incluso de este modo, fue Chukwueze quien pudo poner tierra por el medio en otro disparo franco que nuevamente se halló con la contestación de un Neto tan estelar como en sus mejores noches.

La contestación de Calleja fue meter más leña al fuego con Bacca. A falta de pan, buenas son tortas, debió meditar el técnico complutense. Y acertó de lleno, por el hecho de que el Valencia se minimizó aún más y Gerard Moreno y Cazorla prosiguieron achuchando la portería che. 

La última bala de Marcelino fue dar entrada a Cheryshev en pos de algo más de desborde y velocidad en banda. Y vaya si le funcionó al asturiano la treta. Hubo que aguardar hasta el tiempo extra a fin de que la jugada surtiera efecto, mas valió la pena la espera a los che, quienes dejaron sentenciada la eliminatoria en 2 minutos de película de ciencia ficción. Wass acalló La Porcelana en el minuto 90 con un zapatazo a la escuadra. Y a renglón seguido fue Guedes quien aprovechó en boca de tanto una exquisita asistencia de Cheryshev desde la izquierda para hacer naufragar claramente el 'Submarino', que queda tocado y hundido.


Doblete de Guedes para superar al Sevilla en la tabla (1-2)

Prosigue el Valencia tocado por una varita en 2019. Todo le sale bien a los blanquinegros desde Año Nuevo. En Europa, en LaLiga, en la Copa del Rey e inclusive en las pachangas de los adiestramientos. De buenas a primeras, te muerden en la yugular y te chupan toda la sangre. Además de esto, Marcelino ha recuperado a Guedes para la causa y eso son palabras mayores.

El Villarreal se aleja de segunda tras vencer al Leganés (2-1)

Semeja no poder haber un partido apacible en La Porcelana esta temporada. Con trabajo y más sufrimiento del previsto, el Villarreal pudo llevarse un igualado encuentro frente al Leganés que le deja distanciarse de la zona de descenso, al tiempo que con esta derrota los ‘pepineros’ prácticamente se despiden de Europa. Bacca y Ekambi habían adelantado al ‘sumbarino’, que cuando parecía tenerlo todo hecho vio como El Zhar recortó distancias y puso emoción en unos minutos finales cargados de tensión.