El Betis vuelve a asomarse a la riña por Europa. Inmediatamente antes del derbi hispalense en el Sánchez Pizjuán, los de Setién recobraron la confianza en sí. Lo hicieron agarrados al acierto de Lo Celso y la buena estrella de Pau López. El argentino, con 2 tantos, invalidó el tanto de cabeza de Funes Mori y ahogó a un Villarreal que jamás perdió la cara al partido.

Su empeño le ofreció la ocasión de salvar un punto mas Cazorla, en una acción atroz, lanzó un penalti a las manos de Pau López, que soportó con frialdad en el centro de la portería para devolver la fe al Benito Villamarín. Once metros apartan, en un caso así, la gloria del desastre.

El Villarreal fue víctima de su activa negativa esta semana. En apenas 7 días, los de Calleja han dejado escapar un 0-2 en Vigo, un 4-2 frente al Barcelona en los últimos minutos y un penalti en el minuto 89 en el Villamarín que les hubiese dado un punto que, a esta altura de la época, se antoja indispensable para coger algo de aire.

El Betis probablemente había sido levemente mejor en el global del partido. Se protegió, como siempre y en toda circunstancia, con el balón, mas volvió a padecer de su debilidad protectora en instantes claves. Solo de este modo se explica que, tras pegar primero con el tanto de Lo Celso -en una muy inoportuna salida de Asenjo- acabara encajando el empate 2 minutos después. A balón parado, por dejadez en las marcas. El cómputo protector de Carvalho en el momento de continuar la carrera de Funes Mori es el tradicional ejemplo de fallo individual que desquicia a los técnicos.

Con esa exhibición de virtudes y miserias, por igual, el Betis descubrió el recorrido de Emerson, aclamó al infatigable Guardado y gozó de un Jesé en clara línea ascendiente. En el Villarreal, anulados Samu y Ekambi, los de Calleja solo podían aferrarse al manejo de los tiempos de Cazorla y Morlanes, los únicos capaces de rebajar el ímpetu verdiblanco, más vertical que de costumbre. Había sobre aviso el Betis en múltiples ocasiones mas debió ser Lo Celso nuevamente el que castigase a los de Calleja. Al recoger un rechace su disparo, y tras una buena internada de Tello, el argentino la puso lejos del alcance de Asenjo.

Agotó sus cartuchos Calleja poniendo en competición a Bacca y Gerard Moreno mientras que el Betis contenía la respiración por la lesión de Canales, con el Sevilla aguardando a la vuelta de el rincón. Por más fuerza que juego, Gaspar halló un penalti en un fallo grosero de Bartra, que decidió ir al suelo con el brazo en alto. Fue entonces cuando Cazorla se halló con la sangre fría de Pau López. Fallo del asturiano o bien acierto del catalán, la verdad es que la pena fue máxima para el Villarreal, que retorna al averno del descenso. Donde unos hallan dudas, los otros recobran la fe. Europa aún puede aguardar al Betis.

 


Doblete de Guedes para superar al Sevilla en la tabla (1-2)

Prosigue el Valencia tocado por una varita en 2019. Todo le sale bien a los blanquinegros desde Año Nuevo. En Europa, en LaLiga, en la Copa del Rey e inclusive en las pachangas de los adiestramientos. De buenas a primeras, te muerden en la yugular y te chupan toda la sangre. Además de esto, Marcelino ha recuperado a Guedes para la causa y eso son palabras mayores.

El Villarreal se aleja de segunda tras vencer al Leganés (2-1)

Semeja no poder haber un partido apacible en La Porcelana esta temporada. Con trabajo y más sufrimiento del previsto, el Villarreal pudo llevarse un igualado encuentro frente al Leganés que le deja distanciarse de la zona de descenso, al tiempo que con esta derrota los ‘pepineros’ prácticamente se despiden de Europa. Bacca y Ekambi habían adelantado al ‘sumbarino’, que cuando parecía tenerlo todo hecho vio como El Zhar recortó distancias y puso emoción en unos minutos finales cargados de tensión.