Las pifias del Comite Ultra Paris, el ámbito más radical de la afición, tras el silbato del árbitro Thomas Leonard, dictaminando el final, era la señal evidente de impotencia y descontento frente a un Parque de los Príncipes que estaba listo para otro resultado, con la obtención del torneo como valor agregado.

El Paris Saint Germain deseó mas no pudo. El empate a 2 tantos como local frente al Estrasburgo extiende el suspense de un campeonato que procuró lograr a 7 jornadas del final, mas sin las elementos suficientes para lograrlo.

Aquel cabezazo de Thilo Kherer dictaminando la igualdad a menos de diez minutos del épilogo reactivo aquel deseo de victoria aguardada por su hinchada, un triunfo que estuvo cerca de llegar sobre el final con una acción de Kylian Mbappé realmente bien controlada. Los logros charlan más que los merecimientos y el PSG fue solo eso, pretensión. Sin exactamente la misma intensidad de otros partidos y quizá con una fuerte dosis de confianza, no le alcanzó para sumar 3 puntos frente a un Estrasburgo heroíco, valiente y hasta audaz que mostró ambición por sacar adelante el partido.

Tras la apertura de Chuopo Moting, el vaticinio de una nueva conquista del exágono (trofeo de la liga) y el comienzo de reconciliación con una afición herida por la decepción de Champions, el PSG tenía todo a su predisposición, en frente de su público y ayudado por el empate de Lille, su perseguidor. Las circunstancias estaban hechas para afianzar el propósito de conquistar la Ligue 1.

La visita, en contraste a la mayor parte de contrincantes que han pasado por este escenario en el torneo, jamás trato de aceptarse como la víctima y al contrario, aprovechó la ocasión para ser protagonista. Nuno Da Costa y después Gonçalves, fueron los autores de los tantos al término del primer tiempo.

Doblete de Guedes para superar al Sevilla en la tabla (1-2)

Prosigue el Valencia tocado por una varita en 2019. Todo le sale bien a los blanquinegros desde Año Nuevo. En Europa, en LaLiga, en la Copa del Rey e inclusive en las pachangas de los adiestramientos. De buenas a primeras, te muerden en la yugular y te chupan toda la sangre. Además de esto, Marcelino ha recuperado a Guedes para la causa y eso son palabras mayores.

El Villarreal se aleja de segunda tras vencer al Leganés (2-1)

Semeja no poder haber un partido apacible en La Porcelana esta temporada. Con trabajo y más sufrimiento del previsto, el Villarreal pudo llevarse un igualado encuentro frente al Leganés que le deja distanciarse de la zona de descenso, al tiempo que con esta derrota los ‘pepineros’ prácticamente se despiden de Europa. Bacca y Ekambi habían adelantado al ‘sumbarino’, que cuando parecía tenerlo todo hecho vio como El Zhar recortó distancias y puso emoción en unos minutos finales cargados de tensión.